Depredadores

La naturaleza es despiadada en pensamiento palabra obra y omisión.

-¡Está mal Carlos!, simplemente mal, es egoísta, sos un egoísta, un desconsiderado es demasiado simple, y deberías saberlo, deberías ser más como los animales.

-Para, no podés estar hablando en serio, vos me estás diciendo que los problemas que tenemos hoy es que no actuamos más como los animales, pero es una mentira, una estupidez, tu juicio es moral y los animales no siguen ningún código moral, no podés decirme que la solución a un problema autoplanteado está en quien ni siquiera lo percibe como una posibilidad. No, todo mal.

-Ese narcisismo te va a matar, nos va a matar a todos

-No, creeme que el problema no es de narcisismo, pero la falta de lógica, los problemas de la moral vienen de la reflexión y de una mente crítica, esa gallina que vos tanto admirás, y no hablo de gallardo, esa gallina si tuviera dos metros, no tendrían ningún problema en darte un picotazo y comerte porque no tiene juicios de valos sobre vos, una vaca te rumiaría y digeriría 4 veces y si nadás con cocodrilos a ninguno le va importar si fuiste o no la marcha, si votaste o no el referendo, lo entendés, es natural los depredadores atacan a los más débiles, a los aislados, a los lisiados, no me pidás que sea como los animales porque te juro que ahí sí me mirarías con repugnancia, imaginá un padrastro llega a casa y mata a los hijos del padre anterior como los leones, una mujer decapita a un hombre con el que acaba de follar durante una visita conyugal como lo hacen las mantis en cautiverio, o jugar con bebes asustados como lo hacen las orcas… pensá bien, porque en tu deseo de balance y estás deseando solo lo bueno, ignorando también todo lo bueno que tenemos Carla.

-Y para qué nos ha servido todo lo bueno ah para desarrollar un lenguaje que te permite crear con libertad una idea encargada de justificar la barbarie

-No es barbarie, querés acabar la pobreza y el hambre… bueno así se acaba con la pobreza y el hambre, entendé que ninguno de los aquí presentes es parte de ese 1% que te carcome la rabia, ni el que trajo el domicilio, ni el que degolló la gallina, ni el que puso el asadero, ni yo que lo único que hice fue invitarte a cenar, no puede ser que convirtás cada encuentro en una discusión solo porque ahora querés ser vegetariana.

-No es por eso, es porque no me apoyas

-Yo te apoyo con gusto, te apoyo en la mesa, en la cocina, en la ducha, en la cama, en el pub, en el piso, y con esto de ser vegetariana dale, bien por vos, pero no me culpés a mí de la desgracia del mundo porque me gustan las alitas, no me cortés las alas, yo te pido ya la ensalada, es más tengo tomate en la nevera, pero no me grités ni tratés de hacerme sentir mal solo porque hoy querés ser veggie, dale te banco, te hago el 2, te hago barra, pero no me pidás que haga lo mismo y mucho menos me juzgués con el discurso de desalmado, si te molesta mi chiste de que entre más tierno el animal mejor el sabor, estate tranquila que es un chiste, nunca voy a pedir un churrasquito de Koala ni un Bife de panda, jamás me comería un perezoso…

-Te comiste un cuy

-¿Y?

-Es tierno

-Una vez, y sí es tierno, su carne es tierna, también el cochinillo y la mamona lo son, y también las comiste y también te gustaba y también te reías de mi chiste, también vos sos tierna y te también me encanta comerte a vos. ¿Querés dejarte de pendejadas y decirme qué te pasa?

-Somos muy diferentes

-Siempre lo hemos sido, no culpes a los animales de eso, y hablá claro, te vendría bien tu propio consejo, tendrías que ser más como los animales y hacer lo que te satisfaga, sin sentimientos ni emociones, sin moral, por el placer de la carne, por el sabor de la sangre, por puro instinto, por puro goce, dale, dejá de jugar conmigo como si fuera una orca bebé.

Decilo tranquila: Te quiero dejar pero no quiero que sea mi culpa, no quiero que se termine por mi culpa, me querés pero apareció otro que te provoca más, capaz y come ensalada, capaz y te come mejor la entrepierna y te llena algo más que la vagina, dale, decilo, sos tan depredadora como yo, pero no metás la comida en esto, ni la moral, cuando es un problema de doble moral, querés la presa pero no el precio, dale masticate 7 años de vida, dale, sin miedo, pero degustate todo con sus consecuencias, porque así te moleste tanto, sabés que tengo razón, somos depredadores.

-Vos lo serás

-Lo soy, lo soy

-No quiero estar con uno

-Lástima que no pudiste decirlo asumiendo tu decisión. Me voy, se me enfrían las alas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s