Tinta hecha polvo

Catalina esta sobre la cama, bueno para ser más exacto estaba sobre una verga argentina saltando desesperada y Facundo le pidió que gritara que quería sexo, la idea no le pareció mala, tampoco mentira, quería, necesitaba sexo, deseaba seguir siendo penetrada, deseaba que esa verga fuera más gorda, más larga, quería aumentar la fricción y la velocidad, en ese momento Catalina era deseo vivo así que gritó, gritó que quería sexo, gritó que quería más, gritó que quería ser follada, gritó fuerte, gritó mientras se corría, gritó mientras los músculos de su abdomen se contraían, mientras los dedos de sus pies se le tensionaban, gritó mientras sentía que su cerebro estallaba, gritó a través de sus labios, de los pezones tensionados, Catalina gritó a través de sus ojos cerrados hasta que sintió que se materializaba su deseo.

Una voz en su espalda la hizo sonreír, cabalgaba gozosa, cabalgaba complacida, porque dos manos fuertes le apretaban ahora las tetas.

‑Ahora sí vas a gozar

‑le susurraron al oído, mientras que ella complacida se dejaba ir hacia adelante dejando expuesto y en su puesto el culo del cual orgullosa presumía.

‑Sí gritabas era una señal, le decía ahora su amante, mientras que el nuevo integrante enfilaba hacia su trasero, mientras sentía el roce de una nueva verga en sus nalgas.

Catalina le contaba la escena a un mal amante que había llegado borracho y no era lo suficientemente digno para aceptar su fracaso e irse, así que se había quedado adormir en su apartamento, y para colmo de males tras mal polvo era curioso, por eso había decidido humillarlo, decirle el polvo que había decepcionado, mencionarles las oportunidades que se había perdido por su mal desempeño, abrirle la ventana al circo erótico al que nunca tendría acceso, esa sería su venganza, lo pasearía por cada una de sus perversiones, le hablaría de lo que otros hombres, verdaderos hombres sí habían hecho por complacerla, lo que su curiosidad la había llevado a hacer en soledad, en público, en un cine, en un avión, con unas amigas en una noche de copas, le contaría de esas noches donde el sol había salido demasiado temprano para su gusto, de esos fines de semana en los que nunca hubiera deseado volver.

Pero el borracho la miraba extasiado, le pedía detalles, le suplicaba por más historias, el libido le hervía en los ojos, estaba jadeante, no tenía un orgasmo, era el orgasmo, la tortura no surgía efecto, el hijo de puta la disfrutaba más que a sus tetas, sus hermosas tetas, sus deliciosas tetas, sus recién retocadas tetas, el estrechamiento vaginal que recién había recibido tampoco parecía haberlo impresionado tanto, y aunque su oral lo consideraba exquisito, al parecer lo más excitante que podía hacer con su boca para ese ebrio despreciable era hablar.

Ella por vil morbo y por puro ego siguió hablando, la noche de sexo se convirtió en una noche de historias, donde revivió cada orgasmo que recordaba, al terminar por fin los dos durmieron con una sonrisa en el rostro, una noche placentera.

Esa sonrisa le duró semanas a catalina, y quizá hubiera sido eterna sino se hubiera nunca encontrado con un cuento que empezaba diciendo: Catalina esta sobre la cama, bueno para ser más exacto estaba sobre una verga argentina saltando desesperada y Facundo le pidió que gritara que quería sexo, la idea no le pareció mala, tampoco mentira, quería, necesitaba sexo, deseaba seguir siendo penetrada, deseaba que esa verga fuera más gorda, más larga, quería aumentar la fricción y la velocidad, en ese momento Catalina era deseo vivo así que gritó, gritó que quería sexo, gritó que quería más, gritó que quería ser follada, gritó fuerte, gritó mientras se corría, gritó mientras los músculos de su abdomen se contraían, mientras los dedos de sus pies se le tensionaban, gritó mientras sentía que su cerebro estallaba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s